Buscar este blog

miércoles, 10 de marzo de 2010

El JARDIN DE AMILCAR (Gisbert Haefs)

El jardin de Amilcar es una buena novela historica y de intriga ambientada en la antigua Cartago, la he disfrutado mucho. Un libro que merece la pena.
Resumen:
En el año 230 a.c , diez años después del final de la Primera Guerra Púnica (264 a 241 a.c), el joven romano Tito Laetilio llega a QArts Hadasht (Cartago), donde han asesinado a un compatriota, el mercader Marco Lavinio. Envia el cuerpo a Italia y permanece en Cartago, con el fin de descubrir que hay detras de este asesinato, junto con el jefe de la guardia, Bomílcar.

El doctor Artemidoro encargado de hacer las autopsias les dice a Bomílcar y a un Laetilio asombrado que ha encontrado: la víctima ha estado en un banquete poco antes de su muerte. Los dos investigadores se dirigen a la granja de Amílcar, donde encontro el cuerpo (el asesinato se comoetio sin embargo en otra parte). Con desconfianza mutua ya que la guerra entre Cartago y Roma ha ocurrido hace poco.

Un mensajero del político Arish (un oponente de Almicar en el consejo de la ciudad) quita a Bomílcar de su investigación, debido a que el asesino ha sido cogido, pero Bomílcar y Laetilio han encontrado algo en la finca, otra muerte: el trabajador que habia encontrado el cuerpo de Lavinio , ha sido asesinado. En la finca se encuentra, además el guardian de la finca, Nederbal que también trabaja para Amílcar y Daniel, a quien fue ordenado por Almicar de mirar por el asesinato. La investigación en la propiedad, hace que encuentren en el jardín de Almicar (donde se encontro el cuerpo y construido en honor de la difunta mujer de Almicar), una bolsa de dinero oculta. Es evidente que pertenecia al trabajador asesinado (los trabajadores no tienen donde guardar las pertenencias importantes).

De regreso a Cartago, Bomílcar muestra al romano las poderosas fortificaciones de la ciudad y le habla de las luchas políticas de los "viejos" (dirigidos por Hannon y Arish) y los "nuevos" (dirigidos por Amílcar). Arish trata mediante una breve conversación a Bomílcar y Laetilio que abandonen su investigación, pero los dos empiezan a sospechar, sobre todo porque hay otros signos de origen oscuros. Cuando Bomílcar con su amante Aspasia vuelve a casa, se encuentra, como una advertencia en su umbral, dos conejos muertos.

Al día siguiente, Bomílcar y Laetilio van a buscar al banquero Antígono, un amigo de Amílcar, que se encuentra con Daniel. A su mano derecha, Bostar, Antígono le indica que explique a Laetilio, el negocio del banco. Daniel acuerda con Bomílcar y Laetilio llevarlos a ver al señor del inframundo Gulusa, que tiene miedo de ser implicado en los asesinatos; Arish ha acusado a uno de sus hombres por el asesinato de Lavinio. Gulusa promete ayudar en la investigación cuando se libera a su hombre. Bárcidas un político, ordena a Bomílcar y Laetilio abandonar su búsqueda, pero los dos se niegan. El juez Budun serie el único autorizado oficialmente para obligarlos a abandonar el caso, pero por respeto a la ley, no lo hace (eso que es de los viejos).

A Bomílcar alguien le envía una víbora venenosa, y una oreja cortada. Bomílcar y Laetilio van con Aspasia y su amiga Tazirat(que se hizo amiga de Laetilio) a cenar a un sitio en el que tal vez Laviniuo ha sido asesinados. Hannon (o alguien que hace uso de su nombre) da a Bomílcar una bolsa de dinero como soborno por el cierre de las investigaciones. Hannon mismo está en la comida, pero niega sutilmente que el dinero sea suyo. Durante la noche ante la casa de Aspasia de nuevo aparece un conejo muerto.

Por la mañana Bomílcar trata de liberar al presunto asesino Zirdan, pero este ha desaparecido. Las investigaciones en otras tabernas no aportan nuevas ideas.

Tazirat y Aspasia han desaparecido, aparentemente secuestradas. Bomílcar, Daniel y Laetilio se sumergen en la noche, con unos pocos hombres, en el barrio de los dominios de Gulusa. Encuentran pistas de lucha y algunos hombres desconocidos, pero Gulussa ha desaparecido. Al día siguiente investigan un pasadizo secreto en el apartamento de Gulussas. Bomílcar incluso obtiene la orden oficial de abandonar el caso después de que el juez Budun sea mortalmente envenenado. Por otra parte un hombre de Gulusa les trae un mensaje: Bomílcar y Laetilio deben salir de la ciudad y viajar a Igilgili y despues se liberaran a las mujeres y a Gulussa.

Por la noche, se reunen Bomílcar y Laetilio en una taberna con Antígono. Daniel aparece un poco más tarde, junto con Qadir, que de nuevo es el mensajero de la voluntad de los secuestradores, junto con el cadáver de Zirdans, cuya oreja Bomílcar habia recibido. Qadir puede dar sobre el misterioso enemigo más detalles. Él acompaña a Bomílcar y Laetilio obedecienod la orden de abandonar de inmediato la ciudad, van primero a la granja de Amílcar. Antígono los iba a ver al día siguiente, pero sólo envía una carta en la que dice que debe ocuparse de unos negocios importantes en Sikka.

Bomílcar, Laetilio y Qadhir viajan a Iberia, donde encuentra a Juba, hijo de Amílcar y Asdrúbal que se encontró con Lavinio en su viaje a través de Iberia antes de su fatídica visita a Cartago.

Se aposentan en la casa de huéspedes de Cleómenes donde tambien lo habia hecho Lavinio. La hija de Cleómenes, Rusha se acuesta con Bomílcar y le informa de que Lavinio tenia un cuño de monedas defectuoso, que le había dejado Amílcar.

Amílcar recibe a su ex-oficial Bomílcar y tiene una breve conversación; a Laetilio se le es permitido entrar en la sede con una venda en los ojos y no ve una muestra de las nuevas monedas, que Amílcar ha encontrado hechas con el cuño defectuoso. Amílcar habla de nuevo con Bomílcar solo, y le cuenta una propuesta de Asdrúbal de aplazar el acuñado de nuevas monedas que se iban hacer. Los visitantes son enviados con Rushan (por Asdrúbal) y un grupo de jinetes bajo el mando del joven hijo de Amílcar, Aníbal ha hacer frente a los iberos insurgentes que han tomado rehenes en su poder (entre ellos la prometida de Anibal), y luego deben regresar a Libia.

Bajo la dirección de Aníbal, los ibéricos son desbordados, los sobrevivientes de los cartagineses, son reincorporados en sus fuerzas. Laetilio ha luchado valientemente, pero ha Bomílcar sospecha que ha matado durante la batalla a Qadhir. Viajan a Malaga y se dirigen a Jijel. Aníbal y sus hombres se dirigen a la finca Hiyarbal Sikka, un miembro de los "viejos", donde un ejercito de hombres armados ha sido divisado. Bomílcar obtiene de una carta de Antígono, que las mujeres secuestradas se han liberado y tiene previsto regresar a Cartago. Aníbal ha expulsado a los mercenarios de Hiyarbal Sikka y han encontrado una gran cantidad de monedas acuñadas con el cuño falso que Lavinio poseia y maquinaria para hacerlas.

Algunos mensajes que Bomílcar recibe a su regreso le van revelando la imagen de todo gradualmente. Por Aspasia, se entera de que Laetilio está detrás del secuestro de las dos mujeres. Cinco hombres atacan a Bomílcar, y él está herido, pero uno de sus guardias y Laetilio acuden a salvarlo. Bomílcar reune a todos los involucrados en los hechos en una taberna y una hace una explicación de los acontecimientos ante ellos, y da sus conclusiones: Hiyarbal pidio por Antígono al banco de arena grandes sumas de dinero para poder acuñar monedas falsas, con las que queria pagar sus deudas, el atraso de la emisión de moneda y la acción de Aníbal, han desbaratado este plan que habria provocado que el partido de la "Nuevos" quedara severamente dañado. El juez Bundun se volvió a recuperar y Hiyarbal dijo que la investigación estaba completa. Bomílcar no está de acuerdo, pero debe ver como su principal testigo, Amílcar, el secretario Arish, es asesinado por un guardaespaldas de Hannon.

Bomílcar reflexiona acerca de los resultados insatisfactorios de los acontecimientos. Se entera de que Laviniuo no habia sido envenenado. Amílcar (el escritor) había organizado el asesinato, después de que se había reunido con su amigo Nederbal. El ataque a Gulussa sólo fue un montaje, y el señor del inframundo enfermos terminal ha prestado su apoyo a Boshmun rival de su negocio.

Daniel ha sido secuestrado por Boshmun que ha perdido un montón de dinero en el asunto. Bomílcar se atreve a enfrentarse a él y lo mata. Luego mira en la hacienda de Amílcar, donde descubre a Nederbal ahorcado, que ha participado en la conspiración. Laetilio trata de explicar a Bomílcar que ha secuestrado a las mujeres sólo con el fin de protegerlas. Bomílcar sospecha que el escritor tiene pruebas en su jardín, pero llega demasiado tarde, todo está destruido - en nombre de Hannon.

Bomílcar busca a Hannon, ahora que sabe que él estaba detrás de todo, pero no lo puede probar y debe contenerse y posponer el enfrentamiento con Hannon para otra ocasión.

Titulo original: Hamilkars Garten (1999)
Autor: Gisbert Haefs

Serie: Cartago.
- El jardin de Amilcar.
- La espada de Cartago.


Links / enlaces:
http://www.edhasa.es/busqueda1.asp?Tit=EL%20JARD%CDN%20DE%20AM%CDLCAR&ISBN=84-350-6015-2&Orden=

http://books.google.es/books?id=8adGAAAACAAJ&dq=%22el+jardin+de+amilcar%22&cd=1

http://novela-historica.blogspot.com/2007/06/el-jardin-de-amilcar.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario